Fluir

Hablando esta semana con algunas amigas que son ejecutivas y dueñas de empresas, comentábamos que a menudo nos sentimos estancadas en algunos ámbitos de nuestras vidas y cuando se trata de la parte profesional hay muchas variables que entran en juego y que por lo regular están fuera de nuestro control; puede ser una específica

Metas demasiado altas para mí? DEFINITIVAMENTE NO

Has notado que la mujer de hoy es muy diferente a la de hace algunos años, no solo por crecimiento o evolución, sino que con los cambios radicales que hemos experimentado últimamente, casi puedo afirmar que la mujer dio un salto importante en el rol que desempeña en  su vida.

La mujer de hoy es ambiciosa, quiere tenerlo todo, quiere éxito personal y profesional, quiere una pareja a quien admire y que la inspire y apoye en sus proyectos de vida, quiere una familia, quiere una satisfactoria vida social, quiere viajar por el mundo y quiere dejar su huella personal, esa huella que trasciende, ese legado que continuará a través del tiempo.

Metas profesionales

Metas profesionales

Y durante estos años la mujer ha luchado intensamente por ir cumpliendo sus sueños, estudiando carreras universitarias, inscribiéndose en masterados y postgrados, preparándose para desempeñar esos cargos importantes en las grandes empresas o lanzándose a abrir sus propios negocios. Pero no ha sido un camino fácil, ya que mientras agregan responsabilidades a su vida, no se retiran otras, como el ser madre, buena esposa, buena hija o buena hermana y aunque el deseo es grande, apenas en los últimos años hemos visto cambios en los hombres que empiezan a apoyar esos sueños femeninos, pero vaya que a muchas les costó sacrificios e inclusive sus matrimonios y han pasado a ser las jefas del hogar, adquiriendo más responsabilidades aún y teniendo que ordenar sus prioridades y salir adelante por ellas y por los suyos.

La importancia de tener una Identidad Corporativa para tu emprendimiento

Las emprendedoras solemos preocuparnos mucho por desarrollar las ideas y todas las cosas extraordinarias sobre la misma, pero a veces descuidamos 2 cosas que son muy importantes: la envoltura y la identidad corporativa.

Cuando me refiero a la envoltura, esto aplica tanto para un producto como para los servicios. Es la forma cómo presentamos y entregamos el producto y cómo desarrollamos el servicio hasta su aceptación final por parte del cliente.

Identidad Corporativa para tu emprendimiento

Identidad Corporativa para tu emprendimiento

Y el otro punto es la identidad corporativa, que se refiere a tener una estructura básica de tu empresa, un nombre ganador, una visión, misión, un logo que identifique tu empresa y los colores corporativos. También se incluye aquí tarjetas de presentación, hojas membretadas, sobres y por supuesto la página web donde están todos estos elementos que ayudan a los clientes a identificarte de mejor manera y facilitar tu posicionamiento en el mercado empezando por el reconocimiento y por recordar de marca.

Así que, si bien, es vital que trabajes tu idea y que la lances al mercado lo más pronto posible para aprovechar la oportunidad, no puedes descuidar ni por un momento la identidad corporativa desde que inicias tu emprendimiento, porque esto también refleja seriedad y compromiso de lo que estás presentando y ofreciendo al público. Las personas se sienten respetadas y tendrán más disposición para probar tus productos o servicios.

Veo muchas veces por la calle, nombres tan simples y con poca personalidad y aunque las ideas parecen ser excelentes, empiezan fracasando desde el principio o con muchos puntos en contra. A veces, la excusa es que son productos artesanales, y nada más lejano de la realidad, no es cierto que los productos artesanales o hechos a mano no tienen calidad. Al contrario, he encontrado productos realmente buenos y diferentes.

El poder de renacer desde las cenizas que tienen las mujeres de excelencia

El tiempo cambia, las circunstancias cambian, pero queda la esencia, las ganas de continuar, de seguir adelante y triunfar.

Mujer, renacer no es una opción, es una obligación

Mujer, renacer no es una opción, es una obligación

Suele suceder que dedicamos nuestra vida a realizar una actividad, sin pensar que un día se puede acabar, y si apostamos toda nuestra energía a esa actividad y más aún, si la convertimos en nuestra única fuente de ingreso, muy probablemente tarde o temprano nos vamos a estrellar.

Muchos cursos de finanzas personales nos sugieren que debemos diversificar nuestras fuentes de ingreso para no depender de una sola, sin embargo, cuántas de nosotras lo hacemos? Cuántas nos detenemos a pensar que no siempre las cosas van a ser como son ahora, que las personas no son eternas y las actividades y rutinas que tenemos tampoco.

Desde siempre hemos sabido que por cultura o por historia, la mujer desempeñó por muchos años un rol más dependiente, pero empezaron a surgir las heroínas, las emprendedoras de la época que tuvieron que enfrentarse a la vida solas y a inventar una forma de salir adelante por ellas y por sus hijos, puesto que sus esposos – proveedores del hogar – empezaron a faltar, sea porque murieron o porque las dejaron.

Para Emprendedoras – Las 5 Reglas de Oro de Bjorn Borg

Las 5 reglas de oro de Bjorn Borg

Las 5 reglas de oro de Bjorn Borg

Como emprendedoras, en ocasiones, es importante tomar los consejos de personas que nos preceden, con el objetivo de llegar más rápido a nuestro objetivo. Especialmente cuando de emprender un negocio propio se trata, ya que podemos ahorrarnos tiempo y evitar errores comunes de principiantes.

A continuación, me gustaría compartir con Ustedes las 5 reglas de oro de Bjorn Borg, un famoso tenista sueco, cinco veces ganador de Wimbledon en los años setenta y que por su trayectoria y experiencia conoce bien algunas reglas de oro que le han permitido llegar más rápido al éxito.