Cuando no tienes ideas

Con el ajetreado diario vivir que solemos llevar las mujeres, es muy usual que llegue un momento en el que sentimos que ya no tenemos  nuevas ideas, que todo es una rutina que no nos lleva a ningún lado y lo que es peor, hasta ya está afectando nuestra salud física y probablemente emocional.

Este estado es un fuerte aviso de que necesitamos evaluar nuestra situación personal o laboral. Algo no está marchando bien, porque el éxito es algo muy cercano al equilibrio en todas o la mayoría de cosas de nuestra vida.  Y cuando empezamos a arreglar cada cosa, el resto empieza a tomar dirección.

Pero es muy importante tener conciencia de a dónde nos dirigimos para priorizar las cosas que estamos haciendo hoy.

Unan vez que tenemos claro nuestro norte, lo siguiente es desconectar.

He escuchado últimamente a muchos emprendedores que dicen que las mejores ideas les han resultado después o durante sus periodos de vacaciones o sabáticos. Y claro tiene sentido, esto es porque nuestro cerebro está saturado de apagar incendios del día a día y cuando tiene un respiro, empieza a recordar cuál es su propósito mayor y empieza a dedicar esa energía a ayudarte a ver lo que estaba ahí pero que no veías por estar estresada.

Así que te invito a practicar esta estrategia de los emprendedores exitosos y buscar espacios para descansar o estar a solas, desde una simple caminata en un parque, un retiro de yoga, un seminario de emprendimiento en otra ciudad, un tour de vacaciones que desde hace tiempo no tomas o cualquier idea que te sirva para parar y darle a tu cerebro una oportunidad de funcionar en alto rendimiento.

Deseo que tengas una semana productiva con espacios para desconectar y recuperar energía.

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *