Por qué no obtuve mi ascenso? Talvez por ser Mujer?

PREGUNTAS DE LAS SUSCRIPTORAS

Pregunta: Soy coordinadora y mi compañero que también es coordinador, participamos en un concurso para desempeñar una posición de Jefatura. Los dos tenemos la misma experiencia pero yo tengo una maestría y sé hablar inglés a diferencia de mi compañero, aun así, fue el quién ganó el concurso. Obviamente me siento frustrada y muy desmotivada, además creo que es injusto que estando yo más preparada académicamente no haya obtenido el ascenso, la única explicación que encuentro es por ser mujer. Qué debo hacer?

Silvia L.

Por qué no puedo obtener mi ascenso laboral

Por qué no puedo obtener mi ascenso laboral

Muchas gracias Silvia por tu pregunta, entiendo perfectamente tu frustración y aunque el tema de género en el ambiente laboral cada vez va siendo más igualitario, es claro que aún nos falta mucho camino por recorrer.

Ahora bien, esta situación no es fácil pero es conveniente analizarla desde un punto de vista objetivo para que puedas tomar la mejor decisión para tu carrera profesional. Pero es importante que tú tengas claridad, ya que he conocido personas que por dejarse llevar por la ira del momento se han cambiado de empresas cuando no era eso lo que realmente querían, a unas les ha ido bien y otras siguen lamentando sus malas decisiones.

Así que, lo primero que debes hacer es contestar muy conscientemente estas dos preguntas, sin dejarte influenciar por el enojo natural que sientes:

  1. Realmente te gusta la actividad que estás desempeñando en esta empresa?, y
  2. Ves posibilidades reales de crecimiento profesional en esta empresa?

Respuestas positivas a las preguntas anteriores marcarán la estrategia a seguir dentro de esta empresa, caso contrario, puedes ver otras opciones en empresas que valoren más la preparación académica, experiencia y actitud, independientemente del género. Inclusive hay empresas que por su naturaleza de negocio, requieren de posiciones femeninas, y ahí es donde puedes sacarle mejor provecho a tu vida profesional.

Pero en caso de que realmente te quieras quedar en la misma empresa es importante trabajar en los siguientes aspectos:

  1. GESTIONAR LA ACTITUD.- Lo primero que debes considerar es gestionar tu actitud. Debes estar dispuesta a escuchar y tener mente abierta para recibir críticas constructivas y posibles falencias y oportunidades de mejora tanto en tu puesto actual como para desempeñar puestos de más responsabilidad. Además, debes tomar esta situación con madurez y enfocarte en mejorar y cumplir la brecha existente, para que en el momento en que se presente la próxima oportunidad, tú estés lista. Y sé que no es fácil, pero debes demostrar tu profesionalismo haciendo mejor tu trabajo y preparándote para la siguiente oportunidad. Si optas por la actitud de hacer sólo lo mínimo necesario para cumplir, es muy probable que perciban poco profesionalismo y resentimiento de tu parte, y créeme que esto no ayuda a conseguir el objetivo que quieres. Está bien, tomará un poco más de tiempo, pero es preferible aplazar solo un poco obviamente estableciendo una estrategia, que arruinar en un minuto todo lo que has conseguido en varios años. Cuando estés con la actitud correcta, receptiva y positiva, puedes continuar. Puedes tomarte un pequeño espacio de tiempo si lo necesitas para dejar salir la rabia que tienes. Pero procura que sea pequeño, pues tienes mucho que hacer y cuanto antes mejor.
  2. ENTENDIMIENTO.- Es importante entender cuál fue la brecha entre tu perfil actual y el perfil deseado para el puesto que querías. Para esto debes solicitar una reunión con tu línea de supervisión o con la alta gerencia para que de manera transparente te expliquen el proceso y los puntos que ellos consideran que debes trabajar y mejorarlos. Es posible que para este cargo se requieran otras habilidades que tú aun no tienes o no has desarrollado lo suficiente como para desempeñar el cargo en mención. Recuerda, tu objetivo es encontrar esas oportunidades de mejora, no cuestionar, no pelear, solo investigar.
  3. ESTABLECER UN NUEVO NORTE.- Cuando sepas exactamente lo que te faltó, debes definir cuál va a ser tu nuevo objetivo, talvez ya estás preparada académicamente como lo mencionas, pero quizás te falte desarrollar otras habilidades y competencias, tal vez más directivas, más de trabajar con personas, de solucionar conflictos o de plantear más alternativas de solución. Piensa que a los jefes no les gusta trabajar con personas que encuentran trabas a todo. Es importante que definas un plan a corto, mediano y largo plazo enfocándote en cubrir estas brechas y cuanto antes empieces más pronto estarás lista para la oportunidad.
  4. APROVECHAR LA EXPERIENCIA.- Entender que hay mucho aprendizaje detrás de este tropiezo, te hará ganar mucha experiencia y te ayudará a manejar situaciones de mayor complejidad en el futuro, además tienes la oportunidad de demostrar la excelente mujer profesional que eres y que el género no es un impedimento para desempeñar funciones de alta responsabilidad. Es cierto que hay tipos de trabajo donde se requiere hombres, pero son muy puntuales excepciones. Así que es hora de demostrar de qué material estás hecha y que puedes llegar mucho más lejos. Este debe ser para ti sólo un impulso para llegar todavía más alto.
  5. VOLVER A EVALUAR LA SITUACION Y ESTABLECER NUEVAS DECISIONES.- Teniendo tu plan a corto, mediano y largo plazo, es vital que vuelvas a evaluar tus avances y sobre todo cómo han mejorado o no tus posibilidades en esta empresa. Tampoco te vas a pasar toda la vida preparándote para una oportunidad que no va a llegar, pero también es cierto que debes crearte tus propias oportunidades, y esto sólo se puede lograr haciendo tu mejor trabajo, con la mejor calidad posible y con la actitud y propuestas innovadoras que ayuden a ser más rentable a la organización, y para hacer esto no requieres tener una posición de jefatura, puedes hacerlo desde donde estés, verás que tus líneas de supervisión verán tus aciertos y pensarán en ti en la próxima oportunidad. Y si en un tiempo prudente, las cosas no marchan como las planificaste, talvez es hora de buscar otras opciones o de lanzar tu propio negocio, tú sabrás cuando es el momento.

Silvia, espero que te sirvan estos consejos y puedas manejar la situación con el nivel de madurez que lo exige, sé que no es fácil, pero es la oportunidad de demostrar el nivel de profesionalismo que tienes y que sabes a dónde quieres llegar, por eso continuarás trabajando, pero ahora con más calidad y con más estrategia.

Mujer, que los pequeños tropiezos que tenemos en nuestras carreras sólo sean un impulso para llegar todavía más alto en la vida.

Y tú querida lectora, tienes ideas que puedan ayudar a Silvia a mejorar su situación laboral en este momento? Nos encantará saber tus opiniones.

Si deseas que te ayude a establecer un plan asertivo para llegar más rápido a tu objetivo laboral, no dudes en contactarme a kleiva@mujerprofesionalonline.com que gustosa trabajaré contigo para llevarte de la mano al éxito.

 

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *