El Arte de Saber Contestar las Preguntas

Saber Contestar las PreguntasEl otro día me encontraba haciendo una negociación, cuando me di cuenta de la importancia de utilizar las palabras adecuadas, en el momento adecuado, especialmente cuando tu reputación está en juego. Cuando la ambigüedad deja lugar a muchas interpretaciones y se generan malos entendidos.

A veces nos enfocamos en que el negocio salga perfecto, en que se obtengan todos los beneficios y se justifique así el costo que estamos pagando por el producto o servicio, que descuidamos nuestra forma de comunicarnos, por ello,  es importante ser clara, concisa, saber contestar solo lo que nos preguntan y tratar de que se incluyan en un contrato o acuerdo escrito todo lo que se trató verbalmente, como: temas tratados a manera de acta, tiempos, plazos de vigencia, tipo de productos o servicios, precios, excepciones, soporte, mantenimientos, contactos, horarios y demás como parte de un contrato.

De ahí que no sólo exista el arte de hacer preguntas correctas, sino también, el de saber contestar las preguntas correctamente.

Como mujeres profesionales, debemos tomarnos un tiempo para ver en perspectiva y de manera integral la situación, no se puede escapar ni una sola variable, especialmente en una negociación, porque puede estar en juego mucho más que sólo el dinero.

Es importante practicar la escucha, ya que de ahí se puede identificar el objeto principal de la pregunta, y contestar exactamente eso, no dar ni más ni menos información, todo depende del contexto de la negociación, pero en general es mejor que te hagan preguntas adicionales, a que des información de tu negocio que es vulnerable a ambigüedades.

Para ello te sugiero tener en cuenta los siguientes tips:

  • Practica la escucha activa, escucha atentamente e identifica el objeto principal de la pregunta
  • Ubica el contexto en el que te desenvuelves, sea esta una negociación con un proveedor, cliente, relaciones, compra, venta, etc.
  • Establece límites, determina la cantidad y calidad de información que puedes o estás autorizada a proporcionar
  • Habla con Fluidez, responde con firmeza de manera alta, clara y concisa la pregunta

En general, los buenos hábitos de escuchar y de hablar con fluidez, determinación y asertividad, seguirán vigentes hoy y siempre.

¿Y Tú, has tenido alguna vez un conflicto por algún mal entendido producto de una negociación? Cómo lo resolviste?

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *